La Asociación Española de Peritos Tasadores Judiciales inicia su actividad en 1.922 , inscrita en el Ministerio de Gobernación el 21 de Abril de 1.966 bajo el nº 80. 

    Fue dada de alta como Asociación Nacional al amparo de la Ley 19/77 de primeros de abril y condecorada con la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort, como máximo galardón que otorga el Ministerio de Justicia, y en la actualidad coofundadora del Perito Tasador Judicial Europeo

    Esta Organización presta sus servicios en España desde hace más de 35 años, destacando su actividad pericial en los diversos sectores empresariales e instituciones públicas y privadas, emitiendo informes que abarcan más de sesenta especialidades diferentes a través de nuestros Delegados Provinciales y Autonómicos. 

    En esta nueva andadura, nuestra Asociación se propone, además de potencias sus contactos en Europa, incrementar su oferta de servicios en sectores en expansión con fuerte demanda en una sociedad en constante evolución y progreso.

EXISTENCIA REAL
DE LOS PERITOS TASADORES JUDICIALES

   En el Procedimiento Civil, y siempre a criterio del Juez, procede la prueba pericial únicamente cuando para conocer o apreciar algún hecho de influencia en un pleito, sea necesario o conveniente conocimiento científico, artístico o práctico. Para llevar a cabo tal acreditativo de su profesión. También puede pedirse informe a la Asociación de los mismos, cuando un dictamen exija operaciones o conocimientos científicos especiales.

    Debe entenderse, significativamente, sobre el valor de la prueba pericial, que el Juez no está obligado a sujetarse al dictamen de los Peritos, sino que apreciará esta prueba según las reglas de su sana crítica, sin subordinación alguna, sino según su prudente arbitrio y sin que quepa contra su apreciación recurso alguno.

    Sin embargo, en ciertos casos excepcionales se otorga un mayor valor a la prueba pericial.

    Así como en el procedimiento civil vienen los peritos llamados generalmente por las partes, aunque es potestativo del Juez pedir su informe para mejor proveer, en el procedimiento penal se hace necesario la obligación de llamar a los peritos para que informen en todos aquellos casos en que, para apreciar los hechos, o alguna circunstancia importante, son necesarios o convenientes conocimientos suficientes.

    Igualmente está vigente la figura del Perito Tasador en los procedimientos laborales, en base a lo legislado por el código de trabajo, que recoge los derechos de magistratura en las diversas fases de ejecución, subasta y tasación, que incluyen los derechos de Procurador y Abogado, así como los de los Peritos Tasadores con título profesional.

    Es tal la importancia de este tema que el Código Penal considera como reos del delito de falso testimonio a los Peritos que declaren o aporten datos falsamente en juicio. De cualquier forma, los Peritos Tasadores Judiciales, miembros de nuestra Asociación, se manifiestan partidarios de que tanto las Leyes como los Jueces sean severos e inflexibles en posibles situaciones que perjudiquen la honesta práctica de la Tasación Judicial.